centro cultural bolson “MENCIÓN”

Anterior 1 de 2 Siguiente

El tejido del área está compuesto por una serie de edificios exentos no relacionados entre sí. En este escenario, la estrategia adoptada consiste en potenciar dicho carácter insinuado de volúmenes exentos, para así definir la manzana como un conjunto de pabellones. Se logra una nueva forma de integración e interacción urbana y programática, constituyendo una rica y activa manzana de la cultura, donde el Centro Cultural El Bolsón (CCB) aporta una nueva espacialidad y la escala institucional necesaria.

En esta línea, son el CCB y los edificios existentes entendidos como “piezas” sobre una nueva gran parcela (la manzana), donde se conforma un espacio público vinculante. Para potenciar la idea de edificio pabellón, el CCB  se concibe como una pieza compacta (FOS adoptado = 0.59). La búsqueda de neutralidad, homogeneidad y síntesis refuerzan el carácter propio que potencia al conjunto. El CCB es un edificio público. Por ende, es entendido como generoso, diverso, flexible y transparente en sus espacios comunes, y a la vez justo y eficiente en su disposición funcional. El CCB debe ser una institución que ocupe un rol integrador en la comunidad. Las manifestaciones físicas de este concepto son:

· La duplicación del espacio de uso de la sala principal en su cubierta, (espacio propuesto al programa original de las bases), que convirtiéndose en un patio-expansión-auditorio exterior, brinda la posibilidad de organizar eventos en directa vinculación con el  corazón de la manzana.

· La ubicación y desarrollo del hall de accesos en PB, acompañando y reforzando el sentido de la propuesta urbana.

· Los espacios de circulación-exposición, definidos por visuales cruzadas que integran el interior y el exterior.

El proyecto busca lograr iluminación natural adecuada, protección y ganancia solar y control acústico, permitiendo reducir la capacidad de las instalaciones y controlando la demanda de energía. Se opta por una tipología estructural mixta: Tabiques y losas de hormigón armado in-situ resuelven la sala principal y el encuentro del edificio con el suelo. Y un sistema de estructura metálica con losetas premoldeadas de hormigón resuelven los demás requerimientos programáticos.

De esta decisión deriva la expresión material del edificio: el hormigón armado  visto junto con el muro compuesto de madera permiten se logre una implantación armoniosa  en el sitio, además de una economía de medios y durabilidad (ecuación costo/calidad). Esta lógica material posibilita el poder pensar en etapas constructivas y/o de gestión. El CCB como un amplificador social, completando un conjunto urbano y dinamizando la vida cultural de la comunidad.

Año 2013

Ubicación El Bolson, Rio Negro

Autores Sebastián Colle, Rodolfo Croce, Pablo Peirano

Colaboradores Maria Michael, Brenda Zavaley, Roberto Fuenzalida, Agustin Donadio, Cesar Lissarrague